Año a año el outsourcing se consolida como una práctica imprescindible en las empresas y crece el nivel de madurez tanto de clientes como de proveedores. El reto para los próximos años es evolucionar hacia modelos de IT Sourcing estratégicos que satisfagan las expectativas de las direcciones de TI.

Como presidente de la EOA España, tengo el placer de presentar este especial de IT Sourcing, en el que analizamos no solo el estado actual del IT (out)sourcing sino que también repasamos la evolución que se está produciendo en el mercado a través de empresas líderes del sector.

En el evento del pasado de año de la EOA España “Cómo evitar que falle un proceso de Outsourcing”, tanto clientes como proveedores compartieron experiencias y reflexiones sobre el uso de una herramienta tan compleja y potencialmente beneficiosa como el outsourcing. Y digo potencialmente porque, para convertirla en un éxito, depende de las partes que intervienen en él y no siempre se definen claramente las expectativas o se es consciente del entorno, de la cultura y de las capacidades de cada uno.

Entre los factores claves que se evidenciaron para hacer exitosos los procesos de outsourcing me gustaría destacar:

  • El factor económico y financiero es una condición necesaria pero no suficiente, y debe ser claramente cuantificable y alcanzable. Nadie se acordará del ahorro si el proceso fracasa.
  • La decisión de la externalización es estratégica, basada en los principios y modelos de IT sourcing con la visión global de todos los servicios de TI. Acciones de outsourcing tácticas y no alineadas con la estrategia de IT Sourcing pueden funcionar a corto plazo, pero a largo plazo generan problemas de consistencia y de gobierno.
  • Clarificación, desde el inicio, de las expectativas y entendimiento del cliente y del proveedor sobre los resultados que se persiguen. Cuando las expectativas no se alinean comienzan los problemas.
  • La flexibilidad debe ser una constante por la propia variabilidad del entorno empresarial y tecnológico.
  • Los contratos deben ser facilitadores de esta flexibilidad y no una restricción. Es cada vez más común que los contratos se noven antes de su vencimiento ante la imposibilidad de actualizar los existentes.
  • El buen gobierno es clave de éxito en cada una de las fases del ciclo de vida (estrategia y análisis, licitación, transición/retorno y delivery). Se hace necesario la existencia de profesionales bien formados y con experiencia en el lado del cliente, en el  proveedor de servicios, así como en los partners especializados.

Recientemente se ha publicado el informe anual de Quint y Whitelane sobre la situación del outsourcing en España. En él se aprecia que, efectivamente, el outsourcing es una tendencia al alza y que los niveles de satisfacción en España son bastante altos.

Asimismo el informe constata que el principal caballo de batalla para la eficacia de un entorno de outsourcing radica en fortalecer las capacidades de gobierno del proveedor y especialmente por parte del cliente. Para ello las mejores prácticas en outsourcing, normativas como la reciente ISO 37500, la formación específica de profesionales en outsourcing y el fortalecimiento de la figura de IT Sourcing advisor son las soluciones que el mercado está demandando.