El Reino Unido debería seguir formando parte de la UE

Recientemente, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, ha fijado una fecha para que se celebre el referéndum británico sobre su adhesión a la Unión Europea, algo que puede tener un importante impacto en el ámbito de los negocios y, según la NOA (National Outsourcing Association), especialmente en la industria de la subcontratación a nivel mundial.

Recientemente se han hecho públicos los resultados de un sondeo organizado por esta asociación —en el que han participado más de 100 organizaciones representantes de todos los actores que conforman el mercado de externalización en Gran Bretaña— en torno a lo que puede significar el denominado brexit, es decir, la decisión sobre si Gran Bretaña debería seguir siendo parte de la UE y por qué.

Las conclusiones claves en torno a este sondeo fueron que el 73% de la industria del sourcing en el Reino Unido cree que Gran Bretaña debería seguir siendo parte de la UE, mientras que el 27% cree que debería abandonarla en junio. Entre las razones, el 35% asegura que la más importante es preservar las relaciones comerciales y de subcontratación con la UE, así como proteger los empleos británicos y mantener la influencia de este país dentro del contexto global.

Por su parte, el 27% restante, que sí está de acuerdo en abandonar la UE, aduce razones relacionadas con la soberanía, especialmente con la necesidad de recuperar el control de sus leyes y asegurar que el gobierno sea elegido directamente por el pueblo británico, de modo que el país pueda recuperar el control de sus propias leyes relacionadas con los negocios y la externalización.

Por último, la formación de fuertes acuerdos de externalización y comerciales fuera de la UE también fue uno de los argumentos más utilizados por los partidarios de la salida.

Kerry Hallard, CEO de la NOA, afirmó que las opiniones de la industria de la externalización del Reino Unido giran en torno a “mantener a Gran Bretaña en una UE reformada, en la que podamos seguir teniendo influencia y ser vistos a nivel mundial como un actor clave. El brexit sin duda, disminuirá el atractivo de Gran Bretaña en el escenario mundial”.